Inicio » Blog » General » Una nueva forma de estar en el mundo.

Una nueva forma de estar en el mundo.

Tiempo para cambiar

Cada semana es un reto para mi plantearme el tema sobre el que escribir. La opción más fácil es compartir contenido teórico pero entiendo que, aun siendo importante, el blog debe ir más allá. De hecho creo que compartir experiencias personales despierta mayor interés. Pero claro, no siempre me pasan cosas relacionadas con la Facilitación que me parezcan relevantes para reflejar en los artículos. En otras ocasiones lo que me pasa podría serlo, pero pertenece a mi ámbito privado y, obviamente, elijo no hacerlo. En todo caso, la Facilitación una vez llega a tu vida influye en ella al completo, en lo profesional, lo social y lo personal. Incluso me atrevo a decir que en lo espiritual. Digamos que es una nueva forma de estar en el mundo.

Cuando inicié mis estudios en esta disciplina lo hice como fruto de una necesidad. Acababa de “tirarme a la calle” con el 15M. Empezaba a ver que en mi grupo surgían conflictos que abordábamos de la mejor manera que sabíamos, pero que, aun así nos llevaron a generar dos bandos que finalmente se separaron. Pero no es este el momento de abordar este tema del cual ya hablé con más detalle en “Cómo llegó la Facilitación a mi vida”.

Lo que me gustaría poner de relevancia en este momento es que, aun siendo una formación enfocada al trabajo con grupos, es muy raro que la gente que la hacemos no terminemos siendo transformadas por ella. Entender qué nos pasa a las personas y organizaciones cuando nos juntamos en un proyecto común para luego poder gestionarlas, nos sirve de “espejo” en el que nos reflejamos nosotras mismas y los grupos a los que pertenecemos.

Desde ese momento ya nada es igual. Lo quieras o no, tus relaciones de pareja, familiares, laborales, sociales, se ven desde una nueva perspectiva. De verdad que es una nueva forma de estar en el mundo. No puedes evitar ponerte las “gafas de la Facilitación” para interpretar lo que pasa en tu día a día en todos esos ámbitos. Es más, aplicas muchos de tus conocimientos y herramientas a lo que acontece y os puedo asegurar que funcionan.

Imagino que debe ser igual para un médico, un psicólogo, un sociólogo, un abogado, etc. Cada cual, en su vida diaria se encontrará en situaciones que sus conocimientos les permiten entender y abordar de forma distinta a como lo haríamos los demás. Al menos con un enfoque más profesional y orientado. Pero claro, la Facilitación es tan trasversal que rara es la situación en la que no está presente.

Yo debo confesar que en todos estos años he tenido el privilegio gracias a la Facilitación de ayudar a mi familia en diversas ocasiones. Desde ser maestro de ceremonia en una boda (“Estamos de boda”), atender a problemas relacionales de algunos de mis allegados, e incluso gestionar un hermoso proceso de duelo compartido en familia cuando mi suegro murió.

A nivel más personal, os puedo decir que la Comunicación No Violenta (CNV) me ha ayudado y lo sigue haciendo a abordar mis diferencias con mi pareja. Me permite establecer un estilo de comunicación más respetuoso con ella y conmigo mismo, lo cual evita muchos conflictos y nos mantiene conectados y… enamorados. Tener más conciencia de los roles que usamos, o sobre los privilegios y el poder que ambos tenemos trae claridad en muchas ocasiones a lo que nos pasa. Lo cual no quiere decir que no hayamos sostenido momentos duros y difíciles como cualquier otra pareja.

En lo social y profesional obviamente he podido aplicar mis conocimientos en numerosas ocasiones, desde la gestión directa o desde el asesoramiento. Recuerdo en este momento dos intervenciones que ya compartí en el blog en estas entradas: “La versatilidad de las herramientas de Facilitación” y “Pensando juntas el municipio que necesitamos”.

Tampoco quiero decir con esto que mi vida sea un continuo “facilitar” desde que me levanto hasta que me acuesto. Como es normal, yo me abandono al discurrir de los días con sus tareas y servidumbres. También, por supuesto, al disfrutar y dejarme llevar de los momentos de ocio. Pero llegada la ocasión en el que surge algo importante a lo que prestar atención, algo que hace “figura” sobre el “fondo” como diríamos en la Gestalt, ahí tengo las herramientas de la Facilitación a mi disposición.

Una nueva forma de estar el en mundo es lo que la Facilitación nos ofrece.

Desde aquí os quiero invitar a que, si alguna vez se os cruza en vuestra vida la posibilidad de aprender esta disciplina, aprovechéis la oportunidad. No os dejará impasibles y os servirá para el resto de vuestra vida.

Dedicado a un alumno y buen amigo que, siendo guardia civil, intenta llevar la Facilitación a su profesión.

Comparte y suscríbete al blog si te gusta.
Etiquetas:

8 comentarios en «Una nueva forma de estar en el mundo.»

  1. Muchas gracias por el artículo. Yo que he estudiado 2 años facilitación y no me dedico a ello siento que me ha enriquecido como persona para mis conflictos internos y para mí relación con los demás. Y estoy muy contenta de haber descubierto todo este aprendizaje de vida. La facilitación me ha dado momentos inolvidables!!! Gracias Ángel 😘

    1. Isabel me alegro muchísimo que tu experiencia personal se alinee con lo que digo en el artículo. No es lo mismo que yo lo diga a que personas como tú que habéis pasado por la formación secunden mis palabras. Creo que, de una u otra forma, es una experiencia compartida por todas. Un abrazo grande, grande, grande.

  2. Elia de los Ángeles

    Muchas gracias Ángel Rosendo, tienes una forma de escribir sencilla y profunda. Me ha recordado un curso que tomé contigo sobre Comunicación No Violenta y me ha sacado una sonrisa al hacerlo. También me nace compartir que lo poco que he aprendido de Facilitación de grupos lo intento aplicar y estoy de acuerdo contigo en motivar a los que puedan asomarse a estos cursos. Definitivamente que todo lo que nos hace crecer nos ayuda y la Facilitación es una de estas herramientas. Gracias!

    1. Hola Elia. Qué gusto leerte.
      Sí, quizás me faltó decir que hay múltiples caminos de crecimiento y trasnformación personal y social. La Facilitación no deja de ser uno de ellos, el que yo he seguido y que me entusiasma, pero no el único. De hecho yo estoy ahora en Gestalt y mañana quién sabe. Todo suma.
      Lo importante es que nuestro crecimiento nos transforme en “herramientas” de cambio social que tanta falta hacen.
      Saludos.

  3. La facilitación llegó a mi vida en el mismo contexto que comentas tú Ángel, así nos conocimos, concretamente aprendiendo la herramienta de la Comunicación No Violenta (CNV).
    En aquellos años se despertó en mí la conciencia social y la urgencia de querer cambiar el mundo. Para mí sorpresa, la facilitación me ayudó a ver que había cosas en mí que no estaban bien y gracias a ella descubrí el del crecimiento personal, la espiritualidad y unos maravillosos amigos en el mismo camino. Gracias a ella me abrí a un mundo de posibilidades, herramientas, a poner sueño, visión, misión en mi vida, a reenfocar, a mirar con esas nuevas gafas de luz y libertad.
    Todo nos cambia, hay hilos que se mueven y nos enseñan a movernos diferente. Esta herramienta también ha abierto en mi vida, como he escrito, una nueva forma de mirar, estar y Ser, en todos los ámbitos y niveles, y hoy sólo aspiro a ser yo el cambio que quiero ver en el mundo.
    Gracias Ángel por traernos esta reflexión, por “sacar brillo” a mi espejo.

    1. Sólo diré una cosa… ¡¡¡pero qué rebonica eres!!!
      Un honor, placer, orgullo,… haber compartido contigo toda esa experiencia transformadora y saber que ambos estamos ahí para seguir compartiendo y disfrutando juntas.
      Un besazo para ti y toda la familia.

  4. Yo suelo decir que para mí la Facilitación es ¡una pedazo de Revolución…!, y me reconforta decirlo, la verdad. Pero, pensando en lo enriquecedor, positivo e ilusionante que me ha resultado descubrirla, y en la necesidad que siento de difundirla creo que haría bien en respirar hondo, serenarme, y nombrarla de esta manera que se me antoja más amable: Una nueva forma de estar en el mundo. Gracias Ángel. Un fuerte abrazo.

    1. Gracias compañero. Revolucionados estamos todas las que nos topamos con la Facilitación y no podemos evitar revolucionar a quiénes tenemos a nuestro alrededor. Gracias Jose Re-La-tillos. Otro abrazo para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.