Inicio » Blog » General » Tipos de agrupaciones humanas.

Tipos de agrupaciones humanas.

Grupo humano

Como ya vimos en “Grupo, definición de una realidad”, por el mero hecho de que haya un conjunto de personas reunidas no necesariamente tenemos un grupo tal y como lo definimos en la Facilitación. Ahondando más en este tema podemos decir que existen diferentes tipos de agrupaciones humanas en función de sus características y de cómo se constituyen.

Tener información sobre esta cuestión nos va aportar claridad sobre algunos aspectos relevantes a la hora de trabajar. Uno muy importante será definir con qué tipos de agrupaciones humanas es aconsejable trabajar o no. Otro aspecto interesante será conocer la génesis del grupo al que estamos acompañando pues nos puede orientar bastante sobre la cultura del grupo y la forma de intervenir en él.

Por todo esto pasemos a hacer de forma genérica esta clasificación.

Atendiendo a sus características podemos destacar las siguientes agrupaciones humanas:

  • Grupos primarios.

Con este nombre hacemos referencia a los grupos de mayor vinculación en nuestra vida. Grupos de los que incluso es muy difícil desligarse. Son grupos normalmente de reducido tamaño en el que existen unos lazos muy estrechos entre sus miembros. En los que existen interacciones muy frecuentes y normalmente de carácter presencial. Grupos que permanecen durante bastante tiempo y en los que hay una gran dependencia interpersonal.

Suelen ser los primeros grupos de socialización en los que participamos casi desde el inicio de nuestra existencia y en los que se dan gran parte de nuestros propios procesos psicológicos de formación de nuestra personalidad e identidad. Grupos que van a satisfacer nuestras necesidades más básicas como la alimentación, el abrigo, la protección, el cuidado… En definitiva hablamos de la familia, los amigos o tal vez pequeñas comunidades intencionales en las que nacemos o nos desarrollamos.

Estos tipos de agrupaciones humanas comparten los criterios que definen un grupo y por lo tanto caen dentro del ámbito de trabajo de la Facilitación.

  • Grupos secundarios.

En este caso hablamos de grupos a los que nos solemos vincular por iniciativa propia y en los que existe un proceso de entrada y salida. Podemos estar vinculados a ellos por periodos de tiempo más o menos definidos y pertenecer a varios simultáneamente, consecutivamente o combinando ambas formas.

Suelen tener una estructura más formal y enfocados a obtener unos objetivos concretos. En ellos solemos satisfacer necesidades que van más allá de las básicas como podrían ser, el sustento, reconocimiento, éxito, auto-afirmación, relaciones sociales y/o profesionales, etc. Su tamaño puede variar desde pequeños a grandes organizaciones en las que nos relacionaremos tan sólo con cierto número de integrantes de las mismas.

Pueden estar formados por personas muy diversas tanto de origen como de raza, edad, género, nivel de estudios, orientación sexual, religión, etc. Nuestra vinculación emocional y dependencia será menor que con los grupos primarios resultándonos más fácil el poder abandonar los mismos. Nos referimos a empresas, equipos de trabajo o deportivos, cooperativas, asociaciones, organizaciones, administraciones públicas, grupos espirituales o religiosos, etc.

En estos casos son agrupaciones humanas que también comparten los criterios de grupo y que además, suelen ser precisamente en los que mejor podemos desarrollar nuestro trabajo desde la Facilitación mejorando sus procesos para conseguir sus objetivos.

  • Redes sociales.

Las redes sociales no son grupos propiamente dicho. Son agrupaciones humanas en las que una persona suele tener contacto con otras personas pero no con todas, y a su vez estas otras con otras con las que puede o no haber coincidencia. De hecho la mayoría sólo conoce a las personas de su entorno inmediato. Puede que al principio las personas no se conozcan entre sí.

Suele ser habitual que el origen de una red esté propiciado por unas pocas personas que sí podrían considerarse un grupo (grupo promotor), pero llegado un momento la red adquiere un tamaño y estructura que lo aleja de los propios criterios de grupo. En las redes más grandes, de cientos o miles de personas es muy difícil que alguien conozca a todos sus participantes. Aunque al inicio puede que se establezcan ciertos criterios o procesos que permiten el acceso a la red, realmente no hay una autoridad que controla específicamente la entrada y/o salida. No existe en muchos casos una frontera clara de pertenencia a la misma.

Siempre han existido redes sociales pero en la actualidad, el soporte tecnológico está permitiendo una gran proliferación de estas adquiriendo tamaños antes impensables de cientos de miles o millones de usuarios. La base principal de cualquier red es compartir información y recursos entre personas que pudieran tener los mismos intereses o no, y en función de esto pueden ser genéricas o de temas específicos.

  • Colectivos.

Un colectivo es cualquier agregación de dos o más personas y podría englobar a alguna de las agrupaciones humanas que sí que pueden ser consideradas grupo por parte de la Facilitación. Pero en este apartado hacemos referencia precisamente a los colectivos que no pueden acogerse a los criterios de grupo.

Por ejemplo los asistentes a cualquier actividad de arte escénico (conciertos, teatro, danza, ópera, etc), o a eventos deportivos; los participantes en manifestaciones, mítines, actividades políticas, religiosas, mercadillos, etc; las personas que coinciden en salas de espera de aeropuertos, estaciones de ferrocarril, estaciones de autobuses, o que simplemente están juntas en el mismo restaurante, cafetería, supermercado, etc; incluso las personas que huyen de una catástrofe natural o un conflicto bélico.

Todos ellos son ejemplos de colectivos que no son grupos. Aun así, cualquiera de estos colectivos podrían eventualmente convertirse en un grupo si en un determinado momento sus interacciones cobran un sentido y un objetivo común. Por ejemplo si las personas que comen en un restaurante enferman por una intoxicación alimenticia y se organizan para poner una demanda colectiva al establecimiento.

  • Categoría social.

Este término se maneja principalmente dentro del ámbito sociológico o antropológico. Corresponde a la etiqueta que se le asigna a una agregación de personas que comparten alguna cualidad o característica común como podría ser su profesión, su género, su origen, su poder adquisitivo, su nivel de estudios, ser o no inmigrante, o cualquier otra motivo de estudio sociológico o antropológico, como decía anteriormente.

No es en sí mismo un grupo, aunque como en el caso anterior podrían llegar a serlo. Por poner un ejemplo, las mujeres como categoría sociológica no son en sí mismo un grupo pero si se organizan entre ellas para reclamar algún derecho se convierte en uno. No hace falta que participen todas las mujeres para que empiecen a relacionarse entre sí un número significativo en busca de un objetivo común lo que a la larga podría derivar en una identidad grupal. Puesto que este tipo de grupo se define en relación a la sociedad en su conjunto, se le llama grupo social. Otros ejemplos de grupos sociales serían: hombres, mujeres, diferentes grupos étnicos, empresarios, trabajadores, productores, consumidores, simpatizantes de diferentes partidos políticos, etc.

  • Clase social.

De nuevo este epígrafe proviene del ámbito de la sociología como una forma de clasificar al conjunto de la sociedad en grandes agregaciones de personas que comparte ciertas características entorno a asuntos de importancia social, como el poder o la riqueza. Se diferencian principalmente de los anteriores en que suelen abarcar grandes sectores sociales que pueden incluir diversas categorías.

Como en el caso anterior, una clase social se convierte en grupo cuando una parte de sus miembros empieza a interactuar entre sí para conseguir unos objetivos llegando a crear una identidad propia. Este sería el caso de la ‘clase obrera’ durante gran parte del s. XIX y XX.

Tipos de agrupaciones humanas

 

Además de la clasificación anterior, decíamos al principio que otra interesante clasificación de los grupos vendría determinada por como se originan. Pero en este caso ponemos el foco en las agrupaciones humanas que sí pueden ser consideradas grupos. Para esta clasificación, además ponemos nuestra atención en la motivación, si es interna o externa o si surgen de forma emergente o son planeado. En función de estos parámetros tendríamos los siguientes:

  • Grupos fabricados (motivación externa y planeados).

Corresponden a la mayoría de los grupos de trabajo dentro de las organizaciones. Estos suelen ser creados por un mánager responsable del grupo para cubrir una necesidad o atender un área dentro de la organización con vistas a cumplir con unos objetivos concretos.

  • Grupos fundados (motivación interna y planeados).

Son los que se generan a partir de una persona o unas pocas personas que tienen una idea y la quieren llevar a cabo. En muchos casos, para poner en marcha dicho grupo suelen buscar nuevas personas que quieran formar parte del proyecto y que compartan la idea inicial. Es posible que algunas estructuras grupales ya estén en marcha cuando estas nuevas personas se unan.

  • Grupos auto-organizados (motivación interna y emergentes).

Aparecen a raíz de las interacciones casuales entre personas que se encuentran habitualmente. Estas hacen que surjan espontáneamente grupos que definen su propósito y estructuras de coordinación sobre la marcha. Por ejemplo podría ser el caso de personas que disfrutan de un paraje natural y que a fuerza de coincidir en el mismo, empiezan a interactuar y terminan organizándose para hacer un día concreto una batida de recogida de basura por el lugar.

  • Grupos circunstanciales (motivación externa y emergentes).

Surgen espontáneamente como consecuencia de una motivación externa, algo que sucede que hace que las personas afectadas se vean avocadas a interactuar entre sí y organizarse para alcanzar un objetivo emergente común. Sería el caso de un grupo de pasajeros de un autobús averiado que se tienen que organizar mientras se encuentra una solución.

Tipos de grupos según su origen

Bueno espero que con esta explicación hayamos profundizado un poco más en este complejo mundo de las agrupaciones y grupos humanos.

Comparte y suscríbete al blog si te gusta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.