Inicio » Blog » General » Apuesta arriesgada.

Apuesta arriesgada.

Apuestas deportivas online

Optar por las personas en los tiempos que corren es una apuesta arriesgada. Aunque puedo estar equivocado, en mi opinión es la mejor.

Reconozco que me encanta la tecnología y todas las posibilidades que nos ofrece. Ya desde chico era un entusiasta de las películas de ciencia ficción y aun hoy en día sigue siendo uno de mis géneros preferidos. Ver este tipo de cine hace que mi imaginación vuele, al tiempo que me gusta dejarme sorprender por los “mundos” y “adelantos” que otras personas imaginan. No todo en este género augura un mundo mejor. Sobre todo en los últimos tiempos no dejan de producir cine o series que nos plantean sociedades distópicas siguiendo la estela de las novelas  “Un mundo feliz” (Huxley) o “1984” (Orwell). Luces y sombras de lo que el poder de nuestra inteligencia es capaz de proyectar.

Ando estos días ultimando los detalles de la actividad on-line que he lanzado, “Encuentros entorno a la facilitación”. Para mi es una apuesta arriesgada trasladar las estructuras y procesos formativos a este formato de internet. He estado investigando diferentes “herramientas” y plataformas que puedan suplir de alguna manera lo presencial. En este proceso de búsqueda notaba como poco a poco me iba entusiasmando con las posibilidades técnicas que algunas de ellas me ofrecían. Ya me imaginaba como hacer esta o aquella dinámica y cómo podría funcionar. Y, efectivamente, he encontrado algunas que me van a dar mucho juego.

Pasado estos primeros momentos de entusiasmo, me di cuenta de que, aunque todo esto de la técnica podía ayudarme en las sesiones, finalmente, lo importante, lo fundamental no eran estas herramientas. Como decía al principio, el centro de todo esto son las personas que van a participar, lo que vivan a través de las dinámicas de trabajo que les proponga y lo que puedan aprender con ellas.

Podría poner al servicio de todo esto las últimas maravillas técnicas del mundo, pero si no pongo el foco en las personas, no serviría de nada. Lo importante es que, parafraseando el dicho…, “el bosque SI me deje ver los árboles”. Que podamos tener un contacto profundo en lo individual y en lo colectivo. Jugar con esta “doble mirada” de facilitador que, sin perder de vista el conjunto, puede focalizar en lo específico. Desde ahí, acompañar a las personas y al grupo.

Este pequeño proceso que he vivido en lo personal a la hora de diseñar los encuentros, me conecta con los fundamentos teóricos de la facilitación. El “modelo de la efectividad grupal” nos dice que sin perder de vista los procesos y objetivos de los grupos, al final lo importante son las personas. De ahí, y de mi propia experiencia, que acepte el reto de hacer esta apuesta arriesgada por la gente.

Cuando el hombre llegó a la Luna se usó toda la tecnología al alcance en ese momento. Pero todo giraba entorno a conseguir que una persona pisara nuestro satélite. Cuando en un hospital ponen todo sus recursos para curarnos, se hace todo por las personas. Incluso cuando tratan de manipularnos con el marketing para que compremos o hagamos lo que a las empresas les interesa, apelan a despertar en nosotros emociones y deseos.

Una de mis utopía es mejorar las relaciones entre las personas, hacerlas más conscientes y que esto les proporcione una vida mejor. Aunque no lo consiga al 100 %, parafraseando a Saramago, diría que “las utopías no son para alcanzarlas. Son las que nos impulsan a caminar dando pasos hacia ellas.” En eso ando, intentando recorrer esta senda.

De otra forma y con otro enfoque al del Renacimiento, “el hombre sigue siendo la medida de todas las cosas”. En mi opinión lo fue en esa época y lo seguirá siendo en el futuro, para lo malo y lo bueno.

 

Comparte y suscríbete al blog si te gusta.

5 comentarios en «Apuesta arriesgada.»

  1. Enhorabuena Ángel, es muy importante en el mundo tener personas entusiastas y preparadas como tú para ayudar al cambio en el paradigma de las relaciones, con uno mism@ y con el mundo.

    1. Gracias Zeus. Destaco de tu comentario lo del cambio de paradigma en las relaciones con UNO MISMO. Ya sabes, “cuidar al cuidador”. Si queremos un cambio fuera hace falta un cambio dentro. Gracias y un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.