Inicio » Blog » General » Tipos de decisiones.

Tipos de decisiones.

Tipo de decisiones

A nivel individual o de forma colectiva, nuestra vida o la de las organizaciones, no deja de ser un continuo tomar decisiones. Obviamente, cuando decidimos, no todas las opciones tienen la misma trascendencia ni alcance. Esto nos lleva a pensar que hay decisiones que son más importantes que otras, lo cual nos da indicios de la existencia de diferentes tipos de decisiones.

Por poner un ejemplo, a nivel personal no tiene nada que ver decidir qué ropa me pongo hoy, con decidir con quién quiero formar una familia o a qué me quiero dedicar profesionalmente. En el ámbito de las organizaciones ocurre exactamente lo mismo. El alcance de un plan estratégico en una empresa tiene un peso a nivel de la organización que para nada es comparable con decidir qué fotocopiadora se compra para la oficina.

Atendiendo a estas ideas, podríamos preguntarnos cómo podríamos ordenar este “mundo de las decisiones”. Hay que tener en cuenta que, según los tipos de decisiones que queramos tomar, posiblemente necesitaremos utilizar procesos o métodos diferentes para hacerlo.

La teoría de la Facilitación nos dice que podríamos clasificar las decisiones en tres categorías: estratégicas, organizativas y operativas. Veamos cada una de ellas.

  • Decisiones estratégicas.

Son las decisiones de mayor alcance e importancia. Nos conectan con el sueño, el ideal, la utopía. Están directamente relacionadas con la visión, misión y valores de la empresa u organización. Marcan los objetivos generales, las estrategias a largo plazo, así como los medios y recursos para conseguirlos. Deben ser congruentes con el espíritu de la organización. Deben generar la ilusión suficiente como para que active y tiren energéticamente de las personas haciendo que se pongan en marcha. Son una llamada a la acción que nos indican con claridad hacia dónde vamos, por qué y para qué.

Para tomar esta clase de decisiones necesitamos conseguir el mayor consenso posible dentro de la organización, puesto que la afectan en lo esencial y en su conjunto. Aun cuando la última palabra la pueda tener un solo individuo, bien hará en integrar al mayor número de personas a la hora de tomar este tipo de decisiones. Sería la mejor forma de implicar a todo el personal, acoger la diversidad y creatividad del grupo y repartir la responsabilidad.

  • Decisiones organizativas.

Están más relacionada con todo el soporte estructural de la organización. Si es necesario un organigrama más jerarquizado y directivo o más horizontal y colaborativo. O en su caso una combinación de ambos según a qué niveles. Como se organizan las diversas actividades o proyectos que posibilitan alcanzar los objetivos generales. Asignación de personas a las tareas, creación de equipos, puesta a disposición de los recursos, etc.

Su objetivo es la eficiencia a la hora de obtener los resultados. También la satisfacción personal, sin olvidar la cohesión grupal. Hay que tener en cuenta que, al menos desde el enfoque de la Facilitación, el cuidado de las personas es básico.

Aquí la forma de tomar las decisiones se mueve en un ámbito menos definido. Podríamos delegar muchas de ellas en los equipos de trabajo que gestionan los diversos proyectos. Pero puede que a un nivel más organizativo y estructural sea conveniente buscar un mayor apoyo y participación en su definición e implementación.

  • Decisiones operativas.

Afectan más a todo lo que surge en el funcionamiento diario del grupo, de los equipos de trabajo o incluso de las personas a nivel individual. Cómo realizar las tareas y actividades. Qué recursos utilizar o adquirir en un momento determinado o para un quehacer concreto. Cómo gestionar el tiempo para realizar esas tareas. Qué plazos se marcan para su ejecución. O cualquier cuestión que tiene un alcance limitado y que afecta a una reducida parte del proceso y/o del grupo.

Para este tipo de decisiones el consenso y la gran participación no son tan necesarios. Son decisiones que pueden ser tomadas por pequeños equipos o de forma individual. Obviamente sin perder nunca de vista la visión de conjunto que nos marcan las decisiones estratégicas y por ende alineadas con ellas.

No olvidemos que en la sistémica grupal todo está relacionado y vinculado. Así que un retraso en la ejecución de una tarea de este nivel o una decisión que no sea congruente con la visión y misión de la organización, puede tener una influencia directa en las decisiones estratégicas adoptadas. No olvidemos “el efecto mariposa”.

Con esta simple clasificación orientativa y conociendo diversos métodos de toma de decisiones podemos abordar el día a día de una organización con mayor coherencia y perspectiva.

No quiero dejar de señalar que en muchos aspectos esto es extrapolable a lo personal. ¿Qué decisiones son estratégicas, organizativas y operativas en tu vida? ¿Desde dónde las abordas a nivel individual? Las decisiones que tomas ¿están alineadas y son congruentes con quién eres, con tus valores, con tus habilidades y recursos?

Os lo dejo para vuestra propia reflexión.

Por cierto, si os apetece entreteneros con una serie que gira sobre las decisiones personales y cómo estas cambian la vida, no dejéis de ver “Si no te hubiese conocido”.

Comparte y suscríbete al blog si te gusta.

2 comentarios en «Tipos de decisiones.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.