necesidades

Voz en la cabeza

Oigo voces en mi cabeza

Hay algunas claves que nos da el lenguaje empleado. Por ejemplo el uso de palabras como “siempre” o “nunca” que generalizan una acción puntual son siempre peligrosas. Incluso cuando algunas situaciones se repitan es mejor ser concretos y centrarse en los hechos del momento.