Estamos de boda

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 2,50 de 5)

Estos días y las próximas semanas voy a estar de boda. No, no es una de esas bodas que duran y duran y duran… como decía el anuncio. Simplemente es que un compañero de nuestra asociación se casa el mes que viene y ha contado con nosotras para “facilitarles” el evento.

¡Ah!, ¿Que no sabíais que con la facilitación podemos abordar este tipo de asuntos? Pues sí. No es la primera vez que ponemos nuestras herramientas de gestión de grupos al servicio de un ritual.

En mi entrada “algo se muere en alma” ya os contaba como utilicé una dinámica de grupo para hacer una sesión de duelo con mi familia cuando murió mi suegro.

Lo que no había compartido hasta ahora, es que hace algún tiempo, mi pareja y yo fuimos los maestros de ceremonia de la boda de una de mis sobrinas. Y a tenor de todos los comentarios posteriores… ¡menuda ceremonia más chula les organizamos!

Y es que los rituales y la facilitación andan de la mano en muchísimas ocasiones.

Seguro que lo primero que os viene a la cabeza al pensar en un ritual es algo relacionado con la religión, templos, dioses, etc. Sin embargo dice la wikipedia: “Un ritual es una serie de acciones, realizadas principalmente por su valor simbólico. Son acciones que están basadas en alguna creencia, ya sea una religión, una ideología política, un acto deportivo, las tradiciones, los recuerdos o la memoria histórica de una comunidad, etc”.

Como veis es algo más genérico pues nuestra vida está llena de rituales. Podemos encontrar rituales en: las hogueras en la noche de San Juan, las olimpiadas, la conmemoración de un día simbólico para un país o ciudad, las elecciones, las uvas en Noche Vieja,… y por supuesto los relacionados con lo que intuíamos, las religiones del mundo (todas los tienen).

Son procesos, a veces repetitivos, que se diferencian de las rutinas en la trascendencia que se esconde tras ellos pues marcan algún tipo de hito. Algo cambia, o puede cambiar tras la realización de un ritual.

No es que algunas de las técnicas que usamos cuando intervenimos en los grupos sean en sí mismas un ritual. Algunas de ellas podríamos situarlas a medio camino entre la rutina y el ritual. Sin embargo, usadas en ciertos momentos y contextos pueden adquirir tal trascendencia y simbolismo que pasan a ser realmente un ritual en sí mismas.

Pondré un ejemplo. Tenemos una “herramienta” que conocemos como “la línea de la vida” con la que, simbólicamente, podemos representar los hitos de la vida de una persona, una organización o un proyecto.

Pues bien, en la boda de mi sobrina que os nombraba anteriormente, como parte del decorado pusimos un lazo que representaba el momento de la boda. Las ondas que partían de él hacia ambos lados eran las líneas de la vida de cada una de las personas que se casaban.

En un momento de la ceremonia les pedimos que respondieran a unas preguntas encaminadas a conectarlas con alguno de esos hitos de sus vidas. Escribieron las respuestas en diferentes tarjetas y las colocamos sobre esas ondas situadas más o menos cronológicamente. El lazo simbolizaba el momento de la boda y los extremos el de sus nacimientos. De esta forma integramos como parte del ritual de boda esta dinámica de trabajo.

Al final de la ceremonia invitamos a todos los familiares a escribir tarjetas con momentos importantes compartidos con los contrayentes y a que las situaran sobre las “líneas de la vida” del decorado. Así la pareja se llevó en torno a las 50 o 60 tarjetas de recuerdos significativos compartidos con las personas invitadas al evento. Como ellas mismas nos dijeron ¡menudo regalazo!

Como veis, la facilitación puede aportar mucho a los rituales que marcan los hitos de la vida de las personas o de los grupos con los que trabajamos. Son espacios que nos permiten conectar con lo trascendente a través de lo simbólico, con la esencia de los fundamentos de la vida, en definitiva como decía el poema de Miguel Hernández… con la vida, el amor y la muerte.

Así que ya sabéis… ¿alguna boda u otro evento a la vista? Pues contad con la facilitación.

Dedicado a Ana e Isa Mari – Ellas ya saben.

1 comentario en “Estamos de boda

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: