Covivienda / Cohousing, una nueva alternativa de vida para los mayores.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Desde no hace mucho estoy colaborando con un proyecto de covivienda (cohousing) senior en Alicante. La verdad es que me encanta la propuesta que traen y que quieren poner en marcha. Son la avanzadilla en la zona de levante de una nueva forma de afrontar la edad madura y la vejez.

En estos momentos se han puesto de moda términos como economía circular, economía colaborativa, economía del bien común, etc. Parece que cada vez más percibimos cierta tendencia social a impulsar proyectos empresariales, de movilidad o de convivencia en el que la colaboración parece anteponerse a la competencia. Blablacar, Airbnb, Coworking, Amovens, Monedas sociales, Just eat, Trello, Meet up, Info job, Facebook, Skype, charlas TED, etc. Todas ellas son ejemplos, unas más loables que otras, todo hay que decirlo, de plataformas, empresas, actividades o aplicaciones que no podrían existir sin la colaboración de los ciudadanos o de otras empresas.

Ya en el Renacimiento era el hombre la medida de todas las cosas. Ahora tal vez desde otra perspectiva, también emergen un sinfín de proyectos y propuestas que empiezan a situar a las personas y su bienestar por encima de otros parámetros. Curiosamente aunque por otro lado con toda la lógica, cuanto mejor se sienten las personas aumenta su rendimiento en todos los sentidos, también en lo económico.

Pues he aquí que el cohousing también apuesta por la colaboración y el apoyo mutuo, poniendo a las personas en el centro como lo más importante. Existen muchos tipos de covivienda dependiendo de la tipología de las personas que construyen los proyectos y que obviamente los determinan. Pero en general son proyectos de vida comunitaria a largo plazo en los que “lo colectivo y comunitario” está muy presente.

En el caso concreto que estoy apoyando con la facilitación, son personas que quieren vivir su madurez y vejez desde un nuevo enfoque. Para ello quieren construir su propio complejo residencial. Viviendas que estarán adaptadas o serán adaptables a las características de las múltiples situaciones de asistencia y movilidad que pueden darse en la vejez.

Cada unidad familiar dispondrá de su propia casa y al mismo tiempo tendrán espacios comunes en los que podrán desarrollar diferentes actividades o servicios. Quieren darse apoyo mutuo y también vincularse al barrio en el que van a vivir poniendo todo el conocimiento y experiencia acumulado por estas personas a lo largo de su vida al servicio de la comunidad.

En última instancia, quieren sentirse útiles y vivos hasta el último momento de sus vidas.

Acompañar un proyecto como este tiene todo el sentido para la Facilitación. Al fin y al cabo, en nuestro enfoque del trabajo también son las personas lo más importante. Nos hemos formado para dar apoyo precisamente a proyectos como este.

De seguro este colectivo, u otros similares, tendrán que tomar decisiones, establecer marcos de convivencia, dotarse de una visión / misión que les sirva de guía, resolver conflictos interpersonales o grupales, celebrar juntos, gestionar el poder y los privilegios, generar ideas de forma creativa y compartida, tener espacios de seguridad donde puedan expresarse con honestidad y confianza, conocerse, apoyarse y amarse profundamente,…

Hoy por hoy, que yo conozca, sólo la Facilitación de procesos de grupo es la nueva profesión emergente que integra y posibilita de forma holística la gestión de todas estas cuestiones. Asuntos que transversalmente nos afectan a todos en nuestros trabajos, familias, grupos de amigos, asociaciones, centros educativos, organismos públicos y privados, partidos políticos, etc.

Intuyo que cada vez harán más falta personas que nos dediquemos a este oficio. Sólo es necesario que ante estas necesidades las personas, los colectivos, las empresas y demás proyectos humanos, conozcan de la existencia de la facilitación y que tienen a su disposición profesionales que pueden ayudarles.

Me siento afortunado por ser, junto a otros compañeros y compañeras, uno de los pioneros de esta profesión emergente.

Dedicado a Prudencio López, impulsor de la covivienda senior.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: