Nuestros encuentros de trabajo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Aprovechando el puente del día de la hispanidad en Facilitasana hemos organizado uno de nuestros encuentros de trabajo presenciales.

Al ser un grupo disperso geográficamente solemos trabajar en la distancia a nivel organizativo. Para ello usamos diversas herramientas telemáticas. Aun así no podemos ni queremos renunciar al trabajo presencial. El contacto humano es básico para la cohesión de cualquier grupo. Por esto tenemos establecidos a lo largo del año tres encuentros presenciales de “trabajo” y uno más de carácter “lúdico”. Este último en el que simplemente nos juntamos a disfrutar junt@s y al que asistimos voluntariamente.

Este próximo encuentro además es especial por dos motivos. Por un lado se presenta una nueva persona que quiere formar parte de nuestro proyecto (ya hablaré en su momento de la membresía en los grupos). Por otro, hemos contratado los servicios de un facilitador externo para profundizar en los temas que más nos “mueven”.

Y diréis… pero siendo facilitadores… ¿necesitáis apoyo externo para abordar las cuestiones más conflictivas de vuestro grupo? ¿No podéis solventarlas autónomamente?

Pues bueno, mucho hacemos con nuestras habilidades facilitadoras a la hora de sostener los disensos que tenemos. También nos hemos dotado de diversas estructuras que ayudan a su gestión y tratan de evitarlos. Pero los conflictos son consustanciales a los grupos, incluidos los formados por facilitadores. Es más, yo diría que el conflicto es consustancial a la vida. ¿Alguno de los que me leéis no ha tenido nunca un conflicto? ¿No está repleta de conflictos la vida en la naturaleza?

Así que, sí. Aun siendo profesionales de la gestión de procesos de grupo, es conveniente de vez en cuando el apoyo de algún facilitador externo. Al menos cuando se vea necesario.

Este nos ayuda a tomar perspectiva sobre lo que nos pasa como grupo. Ya hablé de esto en “Una sopa de incertidumbre”, una de mis entradas anteriores.

Además, para esta ocasión, hemos contado con un especialista en el trabajo grupal con herramientas sistémicas, Bugui García. Así que aprovecharemos nuestra doble mirada de facilitadores para trabajar “nuestras cosas” y al mismo tiempo observar y aprender nuevas herramientas de un maestro. De esta forma podremos usar lo integrado en nuestro futuro desarrollo profesional.

Por todo lo comentado hasta ahora tengo unas ganas enormes de participar en este encuentro. Pero aun hay una razón más profunda.

¿Conocéis esa sensación de refugio y calma que buscamos en nuestros hogares? Pues algo así me pasa con Facilitasana. No es solamente un grupo de profesionales de la facilitación que tratamos de ganarnos la vida con esta actividad. No sólo difundimos nuestros conocimientos y le damos apoyo a diversos colectivos. De alguna manera también es mi/nuestro HOGAR.

Un lugar en el que me puedo mostrar más honesta y auténticamente de lo habitual. Donde sé que las personas no me juzgarán. Donde sé como afrontar de una forma segura los disensos. Donde sé que podemos caminar juntas en nuestro proyecto. Donde sé que mis emociones son bien acogidas en nuestra convivencia. Pero sobre todo, donde sé que tengo buenos amigos en los que apoyarme en los momentos bajos y con los que compartir la alegría de los altos. Me siento afortunado por ello.

Y esto, de alguna manera es lo estamos construyendo y queremos traer al mundo. Es nuestro anhelo, nuestro “sueño alto” como decimos en Trabajo de Procesos. El motivo último que nos hace poner energía en Facilitasana para, pasito a pasito; tan despacio y con tanto cuidado como lo hace nuestro caracol, ir en pos de nuestra visión.

Decía un lema que se hizo famoso hace algún tiempo… vamos lentos porque vamos lejos. Yo añadiría… vamos lentos porque vamos lejos, pero sobre todo, VAMOS LEJOS PORQUE VAMOS JUNTAS. Mantener esta unidad mediante el cuidado mutuo es la piedra angular de nuestro trabajo.

Dedicado a Bugui García (dejo aquí una entrevista suya).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: